Sidrería Restaurante El Campanu – Ribadesella
6143
post-template-default,single,single-post,postid-6143,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,qode-listing-2.0.3,qode-news-2.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
fartucate.net

Sidrería Restaurante El Campanu – Ribadesella

fartucate.netJosé Manuel Mori “El Marqués”, probablemente el mejor pescador de salmón de Asturias, está al frente de este restaurante-sidrería, que goza de una situación privilegiada frente al puerto de Ribadesella, y que dispone de unas instalaciones que ha ido ampliando desde su apertura, que le permiten ofrecer estancias muy agradables tanto en la zona de sidrería como en los comedores de carta y las terrazas. Lo que comenzó siendo un pequeño local con una barra y apenas una mesa en la planta baja y un discreto comedor en la planta superior, es hoy y desde que amplió con los locales adyacentes, un gran espacio con comedores bien equipados y una amplia zona de sidrería con mesas para tapear o comer de forma más informal, además de las zonas de terraza que tienen el encanto de estar frente al Puerto Deportivo de esta maravillosa localidad asturiana que es Ribadesella.

campanu sella 2013Como decíamos al principio, El Marqués es un experto pescador de salmones, de ahí el nombre de este restaurante y de los otros dos que tiene en Oviedo y Cangas de Onís, El Campanu, nombre que se da al primer salmón que se pesca cada temporada, hazaña que ya logró este afamado pescador en varias ocasiones en distintos ríos de la cornisa cantábrica.

Como es lógico, el salmón Asturiano es uno de los manjares que se pueden disfrutar en este restaurante, aunque solo unos pocos privilegiados lo pueden hacer. Esto es debido a la absurda restricción de comercialización, que únicamente permite vender el Campanu de cada río, es decir, cinco salmones al año de los cuales El Marqués siempre pesca o compra alguno, e incluso puede añadir alguno más de los ríos de Galicia, Cantabria o incluso del País Vasco. La tozudez, desconocimiento e incapacidad de los responsables de elaborar las normativas, de legislar con unas condiciones y normas equilibradas en todos los aspectos, impide por tanto a la mayoría de los restaurantes de Asturias ofrecer en sus cartas auténtico salmón asturiano, cuya calidad es incomparable con la de cualquier otro. Con la normativa actual, lo único que se consigue es que los salmones se vendan e incluso se pesquen de forma furtiva y se vayan de Asturias. Una pena.

En nuestra reciente visita a El Campanu de Ribadesella que ahora os vamos a comentar, no pudimos optar a comer salmón porque aún no había comenzado la temporada de pesca y por tanto no había todavía “Campanu”. Pero aunque hubiésemos ido en las vacaciones de semana Santa tampoco sería posible, ya que gracias a otra de las genialidades de los legisladores, la pesca con muerte no empieza hasta el cuarto domingo de abril, algo que supone además un enorme perjuicio a los negocios hosteleros de las zonas cercanas a los ríos salmoneros.

Cuatro comensales, un domingo a mediados de marzo, ubicados en una cómoda mesa del comedor interior, comenzamos la comida con un aperitivo invitación de la casa, consistente en una crema defartucate.net patata y gamba que estaba deliciosa.

fartucate.netfartucate.netCroquetas de jamón ibérico. Muy sabrosas, bechamel fraguado y cremoso con un rebozado perfecto. Excelentes.

Cuatro pescados del cantábrico, muy frescos y de buen tamaño como es habitual en este restaurante:

fartucate.netLenguado a la plancha. Espectacular pieza, muy sabrosa aunque con algo de exceso de sal por uno de los lados.

fartucate.netLubina a la plancha. Lo mejor de la comida. Hecha a la perfección y con un sabor maravilloso.

Mero a la plancha. También muy bueno, aunque quizás un poco menos hecho hubiese estado mejor.fartucate.net

Besugo al horno. Fantástico en todos los aspectos, punto, textura, sabor…. y las patatas que le acompañaban riquísimas.fartucate.net

No nos quedó sitio para los postres, pues como decimos, las raciones son enormes que pueden incluso compartirse entre dos tomando algún entrante más.

Precio muy contendido, teniendo en cuenta la calidad del producto, y personal muy amable y eficaz, incluido el propio José Manuel Mori “El Marqués”, siempre atento y al “pie del cañón”.

M.M.

Acceso a anterior referencia a este restaurante de octubre 2013

Tintoreria Everest