Sidrería Chaflán – Gijón [1]
3542
post-template-default,single,single-post,postid-3542,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,qode-listing-2.0.3,qode-news-2.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
fartucate.net

Sidrería Chaflán – Gijón [1]

fartucate.netBar Sidrería Chaflán, en el número 63 de la Avenida Manuel Llaneza de Gijón, es una de las sidrerías de referencia de la ciudad, desde que a finales de los años 60 el hostelero tinetense Ángel Fernández Bueno, persona muy apreciada por su buen carácter y amabilidad con su clientela, lo fundase en compañía de su mujer Lucinda Álvarez Arias, que sigue en la actualidad al frente de la cocina del Chaflán.

Angelín, nombre con el que era conocido por todos el bueno de Ángel Fernández, que sin duda hacía honor a su segundo apellido, nos dejó de forma inesperada en febrero de 2014, cuando ya había dejado a cargo de su sidrería a su hijo Víctor, y disfrutaba de una más que merecida jubilación.

fartucate.netActualmente y gracias al buen hacer de Víctor y su madre Lucinda, el Chaflán sigue conservando toda su identidad de chigre asturiano, ofreciendo además una cocina casera y de gran calidad como la que disfrutamos cenando la semana pasada cuatro personas que os pasamos a describir:

Espárragos rellenos. Rebozados solo en clara de huevo y rellenos de jamón. Muy buena textura y sabrosos.

fartucate.netfartucate.netBocartes fritos de Gijón. Un auténtico manjar, muy frescos y con el punto perfecto de fritura que no es fácil de conseguir.

Fritos de pixín (rape) también muy fresco y bien tratado, con un rebozado sublime y el conjunto perfecto de jugosidad.

Para terminar optamos por el que a nuestro gusto es su mejor plato y el más original. Solomillo media luna hecho solo por uno de sus lados y fartucate.netfartucate.netaliñado con pimienta por el lado crudo. Carne de primerísima calidad, cortada en láminas finas, con una textura impecable y un sabor espectacular. La sensación en boca es gloriosa y para que el plato sea perfecto, viene acompañado de patatas fritas de las de verdad, algo que empieza a ser ya casi un lujo.fartucate.net

Final inmejorable con Bombón de Nata de La Ibense.

Buena sidra, buena relación calidad-precio y ambiente familiar con personal siempre muy eficaz y amable. Además de lo que cenamos, hay muchas más opciones siempre bien tratadas en la cocina por Lucinda Álvarez, que comentaremos en próximas ocasiones.

M.M.

Acceso directo a siguiente crónica sobre sidrería Chaflan

Tintoreria Everest