S'AMARADOR – Ciudadela (Menorca)
3594
post-template-default,single,single-post,postid-3594,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate.net

S’AMARADOR – Ciudadela (Menorca)

fartucate.netPrimera visita a Menorca, primera cena y primera experiencia gastronómica positiva en el Restaurante S’amarador, situado en una privilegiada zona del espectacular puerto de Ciudadela.

Cuenta con una enorme terraza bordeando todo el local, una zona interior en la primera planta que no conocimos y otro comedor al aire libre en el patio central.samarador

No reservan mesa (te apuntan cuando llegas) pero puedes esperar cómodamente ubicado en una zona con aire acondicionado, tomando una caña o un vino, que en nuestro caso apenas nos dio tiempo a tomar, pues la espera fue muy corta.

Éramos dos y nos situaron en el patio central, un día de muchísimo calor y humedad rondando el 100%, pero no se estaba mal, gracias, sobre todo, a unas tuberías que rodeaban el patio expulsando vapor de agua casi de continuo. fartucate.net

De no ser por el exceso de calor el comedor es muy acogedor, aunque por ponerle una pega, las sillas son algo bajas.

Nada mas sentarnos ya nos atendió un camarero muy amable y profesional llamado Miguel (al menos eso ponía en la factura), al que tras echar un vistazo a la carta le pedimos consejo.fartucate.net

Primero el vino. Queríamos probar un vino de la tierra y nos cambió con acierto el que habíamos escogido, por un blanco 100% viognier que se llama Iamontanum y es también de Menorca, que resultó un vino muy interesante. Se trata de un blanco muy seco con muchos matices pero que maridó a la perfección con lo que cenamos y que os pasamos a fartucate.netrelatar:

Croquetas de cabracho y gambas. Pequeñas, ricas de sabor pero con bechamel discreta y algo seca. Sirven como entrante sin pretensiones y para abrir boca.

fartucate.netfartucate.netTimbal de boquerones, guacamole y confitura de tomate. Plato genial, muy bien presentado, con todos sus ingredientes frescos y de calidad. Sus tres componentes principales ligan a la perfección, destacando el sabor de la confitura de tomate que estaba sensacional. Sobre la marcha, confeccionamos una especie de pincho juntando todo tal y como se ve en la foto y el resultado, tanto de fartucate.netsabor como de sensación en boca, fue genial.

Como plato principal queríamos pescado del día a la plancha y nos recomendaron Cabracho y lo que ellos llaman Gallo Sampedro. El cabracho, rico, pero se pasaron haciéndolo. No es que nos guste crudo, pero este quedó demasiado seco por exceso de plancha y posiblemente por haber sido cocinado a fuego lento. El Gallo San fartucate.netPedro, que pensamos sería como un San Martín, estaba muy bueno y en este caso algo mejor planchado, pero nos atreveríamos casi a asegurar que era un rodaballo.fartucate.net

De postre quesos autóctonos con un poco de membrillo y un pan tostado con mermelada, en lo que fue un buen final para una cena estupenda con un coste total de 105 €, incluidos dos cafés y un chupito, precio ajustado a lo que comimos y bebimos.

Muy bien el personal y sitio sin duda recomendable.

M.M.