restaurante V. Crespo - Gijón
6310
post-template-default,single,single-post,postid-6310,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate.net

Restaurante V. Crespo – Gijón [2] ✪✪✪

Actualizamos crónica con una nueva visita al restaurante V. Crespo, situado en el centro de Gijón, a escasos metros de la plaza de Europa, del que escribimos una pequeña crónica en los inicios de Fartúcate y que aunque visitamos muchas más veces, no habíamos vuelto a escribir desde abril de 2016 cuando fuimos a conocer su nueva imagen tras una profunda renovación.

No es fácil conseguir mesa en este magnífico restaurante, especialmente en fin de semana, donde es necesario hacer la reserva con días de antelación, pues suele llenar siempre un local muy mejorado con la renovación de 2016, sobre todo en la iluminación y el color claro de paredes y techo, que dan más sensación de amplitud y hacen más agradable la estancia.fartucate.net

Un local por tanto muy acogedor, lo que unido a la habitual amabilidad de todo el personal y sobre todo de Marcos, un gran profesional que ya lleva unos cuantos años al frente de este restaurante, desde que su padre Vicente Crespo, emprendiera una nueva aventura gastronómica con el Bömarzo, lo que hizo sabiendo que dejaba su restaurante en muy buenas manos.

Probamos muchos platos y muy variados en este local, que también tiene la buena costumbre de ofrecer entrantes como cortesía de la casa. Crema de verduras o sopa de ajo son dos buenos ejemplos.fartucate.net

Como aperitivos, además de los calamares fritos, croquetas y otros que van variando, siempre tiene  buenos embutidos.  Jamón ibérico de bellota, cecina de ciervo o el último que probamos que fue un lomo de Joselito delicioso, cortado de la parte cabecera, con más grasa de lo habitual, que le da suavidad y un sabor y una ternura antológica.fartucate.net

Además de la carta, Marcos siempre suele ofrecer algún plato no incluido siempre en ella, como el salpicón de marisco, que para ser más exactos deberíamos llamarlo salpicón de gambas, pero que está fabuloso. Gambas tersas, de altísima calidad y vinagreta suave con sus ingredientes muy frescos y perfectamente equilibrados.fartucate.net

Uno de sus platos más destacados y quizás el plato estrella de este restaurante son las patatas con langostinos. Es un guiso perfecto, muy sabroso, con unos langostinos de calidad excepcional, patatas totalmente impregnadas de su maravilloso sabor, hechas en su punto y con una salsa muy elaborada de densidad perfecta y un sabor sublime. Espectaculares.fartucate.net

Los callos son otra de sus especialidades. Hacen honor a las cuatro “p” (pulcros, pequeños, picantes y pegajosos). De los mejores que hemos comido y tenemos el listón muy alto. También tiene buenos arroces y una excelente fabada.fartucate.net

Pescados siempre frescos y muy bien preparados. Los últimos que probamos, lubina salvaje a la plancha y cola de pixín (rape) negro. También suelen tener bacalao, merluza, rodaballo… siempre en raciones muy abundantes como es habitual en todos los platos de este restaurante.fartucate.net

No faltan platos de carne sobresalientes, como las chuletinas de lechazo, auténticas y muy sabrosas, manos de cerdo con langostinos, entrecot a la parrilla o el solomillo al foie entre otros.

Los postres son igualmente una delicia. Estos son algunos de los que probamos:

Crema de arroz con leche templada. Con su requemado, bien ligada y sabor perfecto.fartucate.net

Torrija asada con helado de vainilla. La torrija exquisita y el helado mezclado con nueces una maravilla.fartucate.net

Bizcocho fluido de chocolate caliente. Riquísimo y con una espectacular presentación, acompañado con una variedad de frutos del bosque y una confitura que combinaba muy bien.fartucate.net

Y el de nuestra última visita, coulant de chocolate con helado de vainilla, una auténtica exquisitez.fartucate.net

Buena bodega con muchas referencias y a precios muy asequibles. También aceites de calidad como La Niña de Mis Ojos o Cortijo Spiritu Santo.fartucate.net

En resumen, un magnífico restaurante con una relación calidad/precio inmejorable, que permanece fiel a sí mismo, elegante, amable y eficaz en el servicio, clásico pero sin renunciar a la cocina más moderna, con una carta corta pero muy equilibrada, a la que hay que añadir siempre opciones del día fuera de carta, que suelen ser muy interesantes.

M.M.

Restaurante V. Crespofartucate.net

Calle Periodista Adeflor, 3 Gijón (Asturias)

Reservas: 985 347 534

Cierra Lunes.

www.restaurantevcrespo.es

Acceso directo a primera crónica sobre este restaurante de octubre 2013