Restaurante Los Lunares - Conil de la Frontera (Cádiz)
7864
post-template-default,single,single-post,postid-7864,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate.net

Restaurante Los Lunares – Conil de la Frontera (Cádiz)

fartucate.netConil tiene multitud de restaurantes donde poder degustar la gastronomía gaditana. El centro de la población es un hervidero en el mes de Julio, y a pesar de la cantidad de gente que transita por sus calles, la cantidad de bares y restaurantes que conviven ofrecen al paseante variedad y calidad en sus productos.

En esta ocasión estuvimos en el Restaurante Los Lunares en la c/ Cádiz 3,  un pequeño local regentado por Roland (Amsterdam) y Leyre (Bilbao) que con ayuda de María, una gaditana muy agradable, nos ofrecieron los platos más apetitosos de la zona.fartucate.net

Es un restaurante pequeño que sirven con premura sin detrimento de la calidad, ni de la amabilidad del servicio, cuenta con mesas dentro y fuera del local, en una calle estrecha como la mayoría en Conil pero que a pesar del paso de la gente que pasea por la zona antigua, no te sientes agobiado.

María nos situó en una mesa fuera, dispuestos a disfrutar de la noche, la comida y el vino de la Tierra de Cádiz con un Barbadillo muy frío, que nos mantuvo fresco en una cubitera.

fartucate.netDe entrada nos ofreció paletilla ibérica, media ración que estaba saliendo muy buena y con el calor del verano estaba “sudada”, lo que  favorece la percusión de los aromas, así que olía de maravilla. Su sabor exquisito y suave, se deshacía en boca.

fartucate.netSeguimos con otra media ración de queso Payoyo, uno de los tipos de quesos artesanales que se producen en la provincia, en concreto en Grazalema y Villaluenga del Rosario. Proviene de un tipo de cabra autóctona de la Sierra de Cádiz, la cabra payoya, de cuya leche se obtiene un queso totalmente ecológico y delicioso.

fartucate.netDe segundo probamos lomito de atún marinado en soja y jengibre bien sellado por ambos lados y en su punto en el interior, parecía crema, con el sabor de la soja y jengibre y acompañado de verduras al wok le daba un toque japonés a un plato gaditano por excelencia, el atún de almadraba.

fartucate.netA continuación nos trajo un bacalao al ajillo que estaba perfecto, se desprendía en lascas solo al abrirlo con la pala y al punto de sal.

No tomamos postre, no podíamos más, y tampoco café, ya que los meses de julio y agosto no lo sirven, nos dijo María, pues al tener tan pocas mesas, tienen que agilizar el servicio. Es una pena ya que la cena lo merece.

Por todo pagamos 53,40 euros, precio más que bueno.

A.B.