Restaurante Las Palmeras (Plentzia - Vizcaya)
813
post-template-default,single,single-post,postid-813,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
Plentzia

Restaurante Las Palmeras (Plentzia – Vizcaya)

Plentziafartucate.netPequeño, familiar y sensacional rincón de buena gastronomía, con la mejor relación calidad precio de Vizcaya.

Desde nuestra primera visita en agosto de 2013, hemos probado muchas de las opciones que nos da este magnífico restaurante.

El debut fue a base de pimientos verdes del país, foie de la casa, ensalada con tomate de Urduliz, pimientos asados con leña y ventresca de Bermeo, huevos rotos de caserío con ibéricos y patatas, tonttor de Atún con verduras, tomate y cebolleta y todo regado con Castel de Fornos.

Repetimos experiencia en diciembre de 2013, y optamos por el menú degustación y no nos defraudó:

Para hacer boca un Idiazabal (queso hecho con amor) regado con uno de nuestros vinos favoritos, Luis Cañas crianza.
PlentziaAperitivos de la casa sencillos a base de crema de calabaza, croquetas y anchoa marinada.
 
Ensalada de perdiz escabechada con verduras y brotes frescos (todo al dente) y respetando su filosofía de Km. 0 (productos frescos de la zona), difícilmente mejorable.

Risoto encebollado con chipirón a la plancha y su salsa negra, muy bien de punto y buena combinación.
Taco de Bacalao confitado con ragout de hongos (boletus pleno de sabor) y una exquisita crema ligera de puerros.

Carrilleras de ternera estofada al vino tinto con parmentier a las hierbas y pimientos asados. Sencillamente ESPECTACULAR.

Difícilmente se puede finalizar una excelente comida mejorándola con el postre. Un bouchon (fondan) de chocolate con estofado de piña especiada y helado de mandarina, que fusiona el bizcocho con el chocolate a modo de crema generando un sabor espectacular. GENIAL.

Calidad de cocina a nivel de estrella a un precio (30 € x pax) por debajo del mercado.

En otra visita, en septiembre de 2014, de nuevo extraordinaria comida con productos de la tierra sabiamente preparados por el Chef Jorge, mezcla de sabores de siempre con un toque de innovación.
Plentzia
De aperitivo gazpacho con tomates de verdad de la zona, croqueta de jamón y mejillón fresco en escabeche.
Seguimos con un foie al moscatel con puré de reineta gris y una brocheta de langostinos con rissoto (espectacular el arroz sin mantequilla no crema) con hongos, setas y algas (en la foto falta un langostino que se comió un impaciente).

Taco de bonito de Bermeo con pimientos asados a la leña con ali oli y vinagreta de piparras. Extraordinarios los productos y la mezcla.

Presa ibérica al Pedro Ximénez con parmentier trufado y puré de zanahoria escabechado. Sellado por fuera y super jugoso por dentro. Maravillosos el parmentier y la zanahoria escabechada.

Buchón de chocolate con piña estofada y especiada con helado de mandarina. Un clásico de la casa, suntuoso!!!!!!
En este restaurante se puede repetir cuantas veces quieras ya que siempre a saldrás satisfecho, por lo que volvimos a sugerencia de Jorge, para comernos un buen chuletón, acompañado de pimientos de Gernika y piparras (guindillas verdes) de Ibarra.
Carne madura y con un sabor intenso, sellada y con fuente de barro para terminarla al gusto de cada uno. Otra apuesta suculenta para los amantes de la carne.Las Palmeras --Y ya en nuestra última vista, en diciembre de 2014,iniciamos la comida con croquetas de bacalao, chipirones y Boletus como apeeritivo y unas gambas blancas de Huelva expectaculares, mas bien poco hechas para saborearlas bien.
 
Continuamos con una de sus especialidades, Chuletón de 1,4 kg. bien sellado por fuera y poco hecho por dentro para poder continuar con los gustos de los comensales sobre la mesa. Carne potente madura y bien añejada en cámara lo que refuerza su sabor a buen ganado.
 
Nos ofreció una Lubina salvaje de 2 kg que simplemente estaba maravillosa, en su punto justo de espalda lo que hizo que fuera un verdadero manjar.
 
Para terminar un queso curado Idiazabal de un productor local.
 
En la misma línea que los diferentes menús degustación de diario que ofrece este pequeño, pero grande en la cocina, restaurante de Plentzia. El precio siempre ajustado acompaña a mejorar aún más la cocina.
Las Palmeras - Las Palmeras  - Las Palmeras
M.M./A.Z.