Restaurante La Llosa. Oles-Villaviciosa (Asturias)
8998
post-template-default,single,single-post,postid-8998,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate.net

Restaurante La Llosa. Oles-Villaviciosa (Asturias)

fartucate.netSiempre es agradable comprobar, máxime en estos tiempos complicados para la economía, que las generaciones más jóvenes arriesgan su patrimonio y tiempo recogiendo el testigo de sus padres para conservar un tradicional negocio hostelero en Asturias.

Es el caso de Tere en la sala y Luisi en la cocina del restaurante La Llosa (Oles-Villaviciosa) que, tras la jubilación de sus padres y un cierre temporal, ha reabierto sus puertas con aires renovados y un ambiente más moderno pero con el mismo sabor clásico en plena naturaleza.fartucate.net

El mérito de estas dos sonrientes hermanas se multiplica porque al restaurante La Llosa hay que ir, está totalmente apartado del ruido y el paso de vehículos. Se puede decir, con todo el cariño, que no está de camino a nada.

La Llosa se encuentra en un pequeño pueblo de la costa mariñana y llegar hasta este destino gastronómico ya es una satisfacción para los sentidos disfrutando del paisaje. Hay que tomar la antigua carretera nacional que une Gijón con Villaviciosa y, al llegar a lo que toda la vida fue El Gobernador y ahora llaman El Pidal, girar en dirección a Oles. Luego está perfectamente indicada esta casa típica asturiana que ahora cuenta con una tranquila terraza para relajarse en días soleados a la hora del vermú o degustando un gintonic tras el almuerzo. Dispone de un cómodo aparcamiento a las puertas de un local totalmente reformado. Se nota en cada detalle la mano femenina como en la vistosa decoración, moderna pero sin estridencias, su excelente vajilla, impoluta cubertería o fina cristalería.

El restaurante La Llosa de Oles ofrece pescados muy frescos de la zona, varios platos de cuchara -ese día nos quedamos con las ganas de probar el pulpín con patatines porque cambian los guisos y, por ejemplo, había pote de berzas-, carnes asturianas, como el solomillo en hojaldre, y varios postres caseros.

fartucate.netFuimos tres personas un sábado al mediodía. La casa nos ofreció un rico aperitivo para abrir boca: hojaldre con bonito, tomate y queso. Suave y sin empalagar ni chocar los sabores.

De entrada no podía faltar un plato clásico de cuchara que nos remonta a muchos años atrás cuando de niños íbamos a la “antigua Llosa”.

fartucate.net Hablamos de la sopa de llámpares (lapas), bien ligada, con un perfecto sabor a marisco que recuerda los pedreros vecinos del Cantábrico y con un toque picante que entona el estomago.fartucate.net

Otro toque delicado de las anfitrionas es que cada ración viene servida individualmente en una mini-sopera o que el pan llega a la mesa en una bolsa de papel como si acabara de salir de la tienda.

También abrimos boca con unos espárragos rellenos con un revuelto de gambas gratinados al horno. Agradables pero un poco secos. Quedaría mejor con una salsa más ligera.

esparragos-rellenos-lo-llosa-olesDos comensales compartimos uno de los platos estrella: el pixín (rape) a La Llosafartucate.net

La pieza venía saltando, fresca y de calidad extraordinaria. La preparan con un refrito de ajo y pimentón y unas riquísimas patatas panadera. Aunque disfrutamos la elección y es sencillo retirar los ajos, personalmente creemos que un pez de esta calidad no necesita tantos ajos y muy picados porque enmascaran el sabor de una pieza fenomenal. Con unos ajos cortados en láminas, para nuestro gusto, sería suficiente. O incluso sin ellos.

fartucate.netEl tercer acompañante apostó por unas cebollas rellenas de caza que resultaron una delicia por la potencia de la carne y una salsa magnífica en la que prima la cebolla pochada.

Rematamos la faena con tres postres caseros para compartir: Tarta de queso con mermelada de arándanos, tarta de almendra y turrón requemada y un helado de higos y nuez que resultó la mejor elección.fartucate.net

El vino elegido fue un afrutado albariño recomendado por Tere: Gran Lagar de Bouza, con buena estructura e intensidad.

fartucate.netLa factura ascendió a 45 euros por persona, incluyendo los digestivos en la terraza. Un precio acorde al escenario, la calidad de la comida y especialmente la cariñosa atención de la casa.

Una buena experiencia para repetir, con el deseo de que Tere y Luisi tengan mucha suerte en esta nueva aventura.

La Llosa abre viernes y sábados todo el día y solo al mediodía domingos, lunes y festivos aunque admiten reservas de grupos que atienden en día a convenir.

M.A.

Tintoreria Everest