Restaurante Casa Arturo - Gijón
3291
post-template-default,single,single-post,postid-3291,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate.net

Restaurante Casa Arturo – Gijón

fartucate.netSituado en La Guía, muy cerca del Estadio de El Molinón, Casa Arturo es todo un clásico en Gijón con más de 60 años de historia, que desde su inauguración en 1952 ha ido evolucionando y reformándose hasta convertirse en un magnífico restaurante especializado en la cocina asturiana más tradicional, conservando su ambiente sidrero y familiar.

Cuenta con unas buenas instalaciones. A la entrada sidrería con una amplia barra y mesas para comer o tapear. A continuación un comedor amplio y confortable y en la parte posterior las terrazas y un amplísimo merendero, ahora llamado zona verde, que tal y como indican en su página web es ideal para relajarse después de una buena comida.

fartucate.netAcudimos a comer 6 personas el lunes 29 de junio, día festivo en Gijón, y el resultado fue más que satisfactoriofartucate.net como es habitual en esta Casa, en la que disfrutamos de una estupenda comida que os pasamos a relatar.

Croquetas de jamón ricas para abrir boca.

Fritos de merluza. Ración muy abundante y de calidad aunque quizás les faltaba un poco de jugosidad.

fartucate.netfartucate.netRepollo con Gambas. Espectacular. También ración muy abundante, pedimos dos y comimos cinco un buen plato. Cocción perfecta que suponemos será hecha en algún caldo de pescado o marisco porque su sabor era maravilloso. Las gambas grandes y muy buenas.

Merluza con arroz marinero. Platazo, sencillamente sensacional. La Merluza de primera división y el arroz en su punto y exquisito. Pedimos cuatro raciones, comimos cinco personas incluso doblando plato y todavía sobró para comer una persona más por lo menos.fartucate.netfartucate.net

Muy agradable y satisfactoria en general nuestra visita a Casa Arturo, que cuenta con personal muy amable y de trato familiar que te hace sentirte como en casa.

Bien la relación calidad-precio siendo importante tener en cuenta, a la hora de pedir, que las raciones son enormes.

La próxima vez intentaremos llegar a los postres, que los hay caseros y muy buenos.

M.M.