Restaurante Campos – Lugo
9813
post-template-default,single,single-post,postid-9813,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate.net

Restaurante Campos – Lugo

fartucate.netSituado en pleno casco antiguo, al lado de la Praza do Campo, en un edificio del siglo XVIII, es un clásico de la restauración de Lugo. Habíamos estado varias veces, pero siempre antes de iniciar esta bendita locura de Fartucate.net, por lo que no habíamos hecho crónica.

Arreglado desde la última vez que estuvimos, ya hace tiempo. Ahora tiene una zona de tapas a continuación de la barra, donde antes estaba el comedor. La parte más formal está en una zona anexa y en planta superior. Incluso tiene un club de fumadores donde poder ver deporte y fumar aquellas personas que disfrutan de un buen puro.

El Restaurante Campos lleva sesenta años dando grandes satisfacciones a sus clientes. Cocina tradicional, especialista en mariscos y pescados.

No buscamos innovación. Se trataba de una celebración, por lo que fuimos a asegurar la cena.fartucate.net

Nos ofrecieron distintos mariscos y nos decidimos por unas Cigalas a la Plancha. Es un marisco que nos encanta, sabor delicado, y si están en su perfecto punto, como era el caso, pues a disfrutar. Tuvieron el detalle de ponernos una a cada uno y después otra, para que no se enfriasen, así pudimos disfrutar lo que se merecían, mucho.

fartucate.netDespués Rodaballo. Nos ofrecieron distintas formas de hacerlo, pero nos gustan los sabores lo más puros posibles, por lo que lo pedimos a la plancha.

Una ración era de dos rodajas muy abundantes, la otra, por consejo del camarero, era de cogote. No lo habíamos probado, pero como el de merluza es muy sabroso, pues quisimos saber si el de rodaballo también. Lo es. Riquísimo, con más gelatina aún que las rodajas, realmente exquisito.fartucate.net

Bebimos un vino de Bodegas A Tapada, Guitián. Un vino de DO Valdeorras, riquísimo, con tremendos aromas a frutas y flores, muy complejo por tener recuerdos de muchas variedades, fresco, ligero, muy fácil de beber, dos botellas, para terminarlo después de la cena, en la sobremesa. Muy rico.fartucate.net

El servicio es correcto, las instalaciones buenas. Cómodas, no había demasiada gente.

No es un sitio barato, ya no por lo que comimos, no podía serlo, sino por la carta en general. La bodega, variada, tiene precios más altos que en restaurantes parecidos. No obstante salimos muy satisfechos de la cena, pero entendemos que los precios están algo altos.

Le damos tres Fartus, en honor a su historia, a la variedad de la carta y a la calidad de sus materias primas.

J.M.