Restaurante Avant Garde - Gijón [1]
1505
post-template-default,single,single-post,postid-1505,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate.net

Restaurante Avant Garde – Gijón [1]

fartucate.netEmpezamos recordando nuestra primera visita en enero de 2014 a este restaurante del Hotel NH de Gijón, situado al lado de la Playa de San Lorenzo a escasos metros del puente del Río Piles, visita de la que salimos muy satisfechos tanto del menú como de las instalaciones y el personal que nos atendió.

fartucate.netEl menú de aquella primera experiencia (68€ para dos personas) consistió en ensalada de bogavante con salmorejo, hamburguesa de atún rojo, merluza con puré de patatas y setas, solomillo con bambú y un tocinillo de cielo de postre, todo regado con Albariño y tres tintos diferentes: Rioja, Tierra de Castilla y Bierzo, más Moscatel añejo y Café.

En esta segunda visita nuevamente nos inclinamos por probar un menú degustación, forma siempre buena para probar distintos platos y poder evaluar la cocina de un restaurante. Como primera impresión decir que nos había gustado más la iluminación la ocasión anterior, ya que procedía de velas situadas en todas las mesas, aunque estuviesen vacías, dando un ambiente muy acogedor. Esta vez una luz suave, fartucate.netfartucate.netpero procedente de focos discretos.

El menú de 36 euros bebida incluida (2 más que hace un año), volvió a dejarnos muy satisfechos.

Croqueta de queso y pastel crujiente de cabracho. Bechamel de la croqueta muy suave con sabor claro de queso sin anularla. El crujiente de cabracho, rico.

Tataki de atún rojo marinado con salsa Teriyaky y flor de ajo. Muy sabroso, gran plato.

fartucate.netfartucate.netDos tostaditas de foie fresco con boletus. Espectacular, punto de plancha perfecto. Redondo.

Por último entrecot de xata roxa. Poco hecho, se iba haciendo en el propio plato caliente. Muy sabroso.

Como postre un picatoste casero con helado, buen remate a una buena cena.

De bodega un verdejo Casa Maro que resultó muy bien y un tinto Ribera de Duero, Doble R. Oloroso, redondo, sabor clásico.

fartucate.netEl balance es muy bueno, no entendemos muy bien por qué en las dos ocasiones encontramos tan poca gente, salvo que ocurran cosas habitualmente, como el único pero importante reproche que os describimos a continuación:

fartucate.netfartucate.netEran las 12,02 de la noche y nos trajeron la factura, sin pedirla, solicitando que la abonásemos para poder cerrar la caja. No tuvimos opción a pedir otro café o un licor, y no era tarde para las costumbres de nuestros restaurantes sobre todo siendo viernes (en la mayoría de los restaurantes de Gijón a esas horas hay gente empezando a cenar). El requerimiento nos pareció como una “invitación” a irnos, detalle que no se corresponde con la impresión general del restaurante.

Sitio como decimos muy recomendable por su cocina y sus instalaciones, pero deben afinar detalles como el citado que echan por tierra todo lo demás.

Mantenemos los 3 Fartus que creemos se merecen, aunque lógicamente bajamos la nota del servicio, esperando que en una próxima ocasión corrijan estos pequeños pero importantes detalles, seguramente solo achacables a un personal en concreto.

J.M.

Acceso a siguiente crónica sobre este restaurante