Restaurante Arbidel - Ribadesella [1]
4927
post-template-default,single,single-post,postid-4927,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,qode-listing-2.0.3,qode-news-2.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
fartucate.net

Restaurante Arbidel – Ribadesella [1]

fartucate.netConocí el restaurante Arbidel hace ya cuatro años de forma poco menos que casual, y en aquella ocasión salí maravillado a la vez que sorprendido del altísimo nivel de la cocina de Jaime Uz, en un restaurante pequeño, ubicado en un callejón escondido aunque al lado de la calle más popular de Ribadesella. Por aquel entonces eran otros los restaurantes con fama en esta localidad riosellana, pero la concesión de la estrella Michelín dos años después, además de premiar un grandísimo trabajo, les ha dado la fama que Jaime y todo su equipo se merecen. Y lo mejor de todo es que yo, cuatro años después, me he encontrado con el mismo restaurante que me encantó, con platos lógicamente más pulidos y mejorados pero sin que el precio me haya parecido para nada superior al que recuerdo de mi primera visita. Es muy claro que la estrella no se les ha “subido a la cabeza” afartucate.net pesar de que este experimentado pero aun joven cocinero asturiano, no es ni mucho menos nuevo en este complicado mundo de la gastronomía.

Jaime José Uz Díaz, ovetense afincando en Ribadesella, tiene una destacada trayectoria profesional que abarca, desde trabajos y colaboraciones en restaurantes como el Mugaritz de Andoni Aduriz, dos restaurantes de Marín Berasategui y el Zuberoa de Hilario Arbelaitz, ambos con dos estrellas Michelín, hasta el desempeño de puestos de jefe de cocina, jefe de carta y coordinador en numerosos hoteles y restaurantes de la región. En la actualidad y desde el año 2009 es el chef y propietario del restaurante Arbidel en Ribadesella, donde puede desarrollar sus creaciones con una cocina al más alto nivel y sin olvidar los sabores y técnicas de la cocina tradicional. Jaime cuenta además con personal muy amable y profesional coordinado por su mujer Victoria, que hicieron que nuestra estancia en esta casa fuese de lo más agradable.

Cuatro comensales un viernes a cenar, escogimos el menú “VILLADESELLA 2015” que ofrece por solo 35€ por persona a los que hay que añadir 15€ si se opta por el maridaje como nosotros hicimos. Excelente relación calidad-precio.

Tres tipos de pan a cual mejor y cuatro espectaculares aperitivos para empezar, acompañados de un fartucate.netestupendo Txacoli Olata, un tipo de vino que mejora año tras año y con el que se logran buenos maridajes.

Bombón de Foie Gras con maíz y manzana, primera exquisitez fartucate.netde la noche, con un sabor suave y delicado pero a la vez bien definido.

Vichisua (crema de puerros fría) con crujiente de queso Gamoneu y fartucate.nethuevas de trucha. El crujiente con sabor a Gamoneu de verdad, combinando a la perfección con la crema.

Ceviche de Carabinero. Espectacular, sabor intenso y textura perfecta.

Croqueta de picadillo y queso Gamoneu. Perfectamente detectables los dos sabores en unafartucate.net bechamel en su punto y con el rebozado fino y ajustado. Croquetas del más alto nivel en todos los aspectos.

Finalizados los entrantes seguimos con uno de los platos más brillantes que se pueden degustar. Sensaciones marinas y vegetales. Increíble plato lleno de sabores y texturas con una sensación en boca fantástica. Gran trabajo y auténticafartucate.net genialidad de Jaime Uz combinar tantos ingredientes: Berberechos, gel de berberechos, oricios, centollo, brandada de bacalao, tofe de tomate, aguacate, anchoa ahumada y vegetales como remolacha, cebolla, hoja de ostra, brotes fartucate.netde soja… todo para crear uno de los mejores mini platos que hemos probado nunca.

Fabes “verdes”, texturas de calamar, manitas tostadas y salicornia. Adornado con plancton marino y brote de guisante, un plato con sabor a mar y con una mezcla genial de texturas por sus distintos ingredientes.

Los dos platos anteriores acompañados de Sidra Nueva Expresión Pomarina de El Gaitero, para realzar más si cabe su asturianía.fartucate.net

Rissotto de centollo y pil-pil de langostino. Completado con ajo crujiente, tirabeque cortado en tiras, cebollino y perejil. El arroz en su punto y todo el conjunto mezclado logra un sabor compacto y delicioso. Maridado con Fino Inocente, un D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda de la bodega Valdespino, que deja ese ligero amargor en boca ideal para tomar con este tipo de arroz.fartucate.net

Continuamos con un Protos Verdejo, vino sencillo que nos encanta y que nos sirvieron con una Merluza en emulsión de citronella, algas, setas y sésamo. Lo mejor de la cena junto con las sensaciones marinas y vegetales. La merluza increíblemente sabrosa y los ingredientes que la acompañaba a cual mejor. fartucate.netToque mágico con esferificaciones de limón y el marcaje en la plancha de la merluza. Genial.

Roast-beef de pato, chutney de higos y Kalamata, piña y mostaza. Otra mezcla prodigiosa. La piña confitada con vainilla, el tono semidulce de la mostaza y un puré de patata violeta que contrasta de forma sorprendente con el resto de los ingredientes y no ocultan el sabor original del pato. Plato de bocado sensacional que acompañamos con un vino del Penedés, Jean fartucate.netLeón 3055, tinto joven parcialmente envejecido en roble durante 4 meses, aromático y elegante, con el sabor especial de las uvas merlot y petit verdot. Un gran vino.

Frixuelo de afuega’l pitu, reineta, tofe de avellana y caramelo fartucate.netespeciado. Maravilloso postre bien contrastado y riquísimo.

Fresas estofadas, remolacha agridulce, almendras amargas y yogurt griego. En la foto parece menos de lo que es en cuanto a cantidad. La presencia de las almendras amargas cortadas en finas láminas es un toque genial. Magnífico postre.fartucate.net

Un vino dulce, Naranja de oro, como su propio nombre indica vino de naranja muy rico, excelente compañía para los postres que junto con un café también muy bueno, que vino acompañado de Tartaletas de tofe de fresa y pistacho y Florentinas de almendra y chocó bañadas en oro, ambas “delicatessen” exquisitas, completaron una cena que merece los cuatro Fartus con que calificamos a este magnífico restaurante, a pesar no disponer de unas instalaciones acordes con el nivel de cocina y atención que hemos podido disfrutar.

M.M.

Acceso directo a  crónica sobre el restaurante Arbidel de marzo 2016 ➡ 

Acceso directo a crónica sobre el restaurante Arbidel de febrero 2017 ➡ 

Tintoreria Everest