Cómo lavar los paños de cocina?

¿Cómo dejar los paños de cocina como nuevos?

El amoniaco es uno de los productos de cabecera de cualquier casa y, gracias a su potencia, ayuda a dejar el paño como si fuese nuevo. Para ello, hay que sumergir en un cubo con agua y un chorrito de este producto los trapos usados y dejarlos reposar durante unas horas, para que se empapen y suelte la suciedad.

¿Cómo eliminar la grasa de los paños de cocina?

Para ello, pon a calentar agua en una olla y viértela en un barreño que soporte altas temperaturas. Introduce los trapos junto a un poco de detergente y lejía y deja que se empapen bien durante un par de horas hasta que el agua esté fría. Aclara con agua y tiende en el exterior o ayúdate de la secadora.

¿Cómo dejar los paños de cocina blancos?

Uno de los trucos caseros más populares es hervir paños de cocina con un poco de detergente y lejía. Deja que hiervan por diez minutos y luego lávalos como acostumbras. Si necesitas lavar trapos de cocina muy sucios, déjalos en remojo más tiempo para que salga la mayor cantidad de suciedad posible.

¿Cómo quitar la grasa a los paños de cocina?

Si tus trapos de cocina están medianamente sucios, ponlos a remojar en agua con 1 taza de vinagre, ½ taza de bicarbonato de sodio y un poco de detergente o Axion. Puedes dejarlos así toda la noche y al día siguiente meterlos a la lavadora. Verás como la grasa y el olor desaparecen.

ES INTERESANTE:  La mejor respuesta: Cómo blanquear las uñas de los pies con pasta dental?

¿Cómo eliminar el mal olor de los trapos de la cocina?

En una cubeta llena de agua, una taza de vinagre blanco y 3 cucharadas de bicarbonato. Mezcla muy bien para que todos los productos se incorporen. Mete los trapos sucios dentro de la cubeta y déjalos en remojo durante 30 minutos. Pasado el tiempo, refriega los trapos y déjalos en remojo por unos 5 minutos más.

¿Cómo desengrasar y blanquear repasadores?

Remojar los repasadores en agua caliente durante al menos una hora, agregando carbonato sódico (2/3- 1/3 en agua). Frotar las manchas restantes y después escurrir los paños de cocina antes de ponerlos en el lavarropas.

¡Real mermelada!