Més Que Tapes, una buena opción en Reus (Tarragona)
17147
post-template-default,single,single-post,postid-17147,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate

Més Que Tapes – Reus (Tarragona) ✪✪

En una visita a Tarragona, aprovechamos para conocer el lugar que vio nacer a Antoni Gaudí. Se trata de Reus, una ciudad situada a escasos 15 minutos de la capital tarraconense y de la turística Salou.

Por recomendación de lugareños decidimos cenar en el Més que Tapes, un pequeño restaurante escondido en una tranquila calle en el centro de la ciudad, muy próximo a la bonita Plaça Mercadal. El restaurante es ya el segundo que abren los hermanos Murtró y cuenta con una cocina muy interesante de la que salen innovaciones culinarias que mezclan la cocina tradicional y sabores internacionales, los asiáticos sobre todo.fartucate.net

El Mes que Tapes ofrece a sus comensales platos que van desde pequeñas tapas individuales hasta raciones más abundantes para compartir, eso sí, todas muy sugerentes.

El siempre amable chef Roger Murtró, hizo acto de presencia para sugerirnos, con todo lujo de detalles que requería de papel y bolígrafo para entender los platos, algunas de sus creaciones que fueran de nuestro interés. Finalmente nos decantamos por los siguientes:

Pato Pekín de Falsa Piel fartucate.net

Travesura de los hermanos Murtró. El plato consiste en un pato al estilo Pekín que no defrauda en lo más mínimo. Sin embargo, la gracia de este plato recae en la falsa piel que es una auténtica ingeniería culinaria. Hecha de sémola de patata, la “piel” que recubre el pato de esta pequeña tapa debe comerse casi nada más llegar a la mesa ya que la humedad del aire costero reduce el crujiente de este invento. Una delicia a contrarreloj.

Croqueta de rabo de bueyfartucate.net

Así lo llaman en la carta pero lógicamente, teniendo en cuenta el precio, no puede ser buey. Sin ser la típica croqueta cremosa con bechamel, el gran sabor a rabo (de toro o de vaca) que lleva, no hace necesario nada más. Realmente sabrosas y con un buen rebozado que dejaba el protagonismo al interior.

Croqueta negra de sepiafartucate.net

La croqueta de sepia por el contrario, sí era más líquida, pero no por ello menos sabrosa. Tenía realmente un gran sabor a calamar, muy buena.

Chili Crab fartucate.net

Este plato fue para nosotros uno de los mejores. Inspirado en la cocina asiática, el protagonista es el cangrejo de la costa tarraconense, frito, que se come entero. Le acompaña una salsa deliciosa, un poco picante, hecha a partir de caldo concentrado de cangrejos de la zona, tomate y otros ingredientes. Se come todo mezclado, incluyendo la hierba y la lima a gusto de cada uno. Le acompaña un pan chino (Mantou), también casero, que se hace al vapor y luego se fríe. Buenísimo.

Panceta al estilo Hong Kongfartucate.net

Como último plato, el chef Murtró nos deleitó con esta combinación de salsas al estilo Oriental, que acompaña de manera exquisita la estupenda calidad del cerdo, producto también de la zona. Jugosa, de textura suave y sabor contundente, la panceta (asada a fuego lento) se cortaba casi con mirarla. Un auténtico espectacle en boca.fartucate.net

Para beber nos decidimos por un vino de la zona, La Placeta, un  blanco joven  con D.O. Montsant, coupage de garnacha blanca y macabeo, vino ecológico con certificación del CCPAE, es un vino agradable, con una acidez bien integrada, fresco y persistente. Nos gustó.

Restaurante acogedor, muy bien atendidos en todo momento, platos con buena presentación y precios muy económicos teniendo en cuenta la calidad de su cocina. Por 30€ o poco más, se puede comer o cenar muy bien.

fartucate.netM.M.Jr.