El Llagar de Quelo – Tiñana (Siero – Asturias)
4751
post-template-default,single,single-post,postid-4751,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate.net

El Llagar de Quelo – Tiñana (Siero – Asturias)

fartucate.netAcudimos esta vez al Llagar de Quelo, situado en el hermoso pueblo de Tiñana en el concejo de Siero.

Este establecimiento se divide en dos partes bien diferenciadas, por un lado una sidrería típica y por otro un llagar para celebraciones y comidas por encargo, con capacidad para muchos comensales. Aparte, en la sidrería, y recientemente, cuenta con una terraza acristalada que da mucho juego al local. También posee un amplio aparcamiento, lo que hace que resulte muy agradable acudir a este llagar.fartucate.net

fartucate.netEn la barra y antes de sentarnos, tomamos una botella de sidra de este llagar que resultó estupenda, tanto de temperatura, grado de acidez, cuerpo….. y además muy bien escanciada. Ante esto, decidimos que en la comida seguiríamos con sidra.

Una vez en la mesa y mientras ojeábamos la carta, nos sirvieron de aperitivo unos trozos de chorizo criollo a la parrilla exquisitos. La pena es que les pusieron tomate por encima, lo cual no resultó una buena combinación.

fartucate.netDe primero tomamos unas zamburiñas a la plancha, que tuvimos que pedir que las pasasen más, pues venían muy poco hechas. Una vez subsanado, estaban más que aceptables.

fartucate.netDe segundo tomamos callos, riquísimos, perfectos de tamaño, textura, punto gelatinoso ideal y acompañados de unas patatas fritas de las de verdad.

fartucate.netPara rematar comimos un estupendo arroz con pitu de caleya, jugoso, cocción en su punto, proporción perfecta entre el arroz y el pitu y además venía acompañado de unas verduritas que lo hacían un plato redondo.

El servicio muy amable, marcando los tiempos justos para servir los culinos de sidra, sin agobiar pero tampoco echando en falta un culín en ningún momento.

Todo esto por un precio aceptable, 46 € para dos personas con tres botellas de sidra.

Volveremos para degustar las carnes y pescados que habitualmente tienen.

P.J.

.