Cocina Cabal
18242
post-template-default,single,single-post,postid-18242,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,qode-listing-2.0.3,qode-news-2.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Cocina Cabal

En Oviedo estamos de enhorabuena, llevamos un otoño de lo más movido en lo que a inauguraciones de sitios chulos se refiere. Si primero fue “Al Baile la Temprana” quien nos sorprendió con su nueva propuesta gastronómica, al poco veíamos como nacía  «Floridita”, o “La Palmera del Indiano”. Pero esta temporada aun nos tenía reservada una nueva sorpresa, la inauguración de Cocina Cabal, situado en la calle Suárez de la Riva 5, en el mismo local donde anteriormente estuvieron “Las tablas del rey Ramiro” y “Punto y coma”.

El restaurante cuenta con una amplia terraza en el exterior, que en verano seguro que dará mucho juego. Una vez en su interior, su gran barra en sintonía con la cava de vino te indica que el chateo aquí tiene que ser un gustazo. Cualquiera que haya conocido los anteriores negocios de hostelería que hubo en este local, sabrá que el listón a nivel de decoración aquí estaba muy alto,  y a mi juicio le han dado un lavado de cara al local muy interesante, dotándolo de una nueva personalidad y carácter.

La zona de barra es la antesala del motor y verdadera esencia de este restaurante, su cocina. Cuando ya estamos en su comedor nos damos cuenta de que aquí la verdadera protagonista es ella. Una impresionante cocina vista donde no te perderás detalle de lo que allí se cuece. Es un lujo ver como trabajan en cada una de las preparaciones y emplatados el personal de cocina.

El restaurante pertenece a un conocido grupo hostelero ovetense, que cuenta con otros conocidos establecimientos como: “La Finca”, El Ferroviario”, “Mar y Morena” o “La Tiendina de Mary Luz”. En esta ocasión, tal y como nos cuenta uno de sus propietarios, la apuesta ha ido más allá, para ello han contado con Vicente Cabal un experimentado chef que algunos conoceréis por haber pasado por los fogones de La Corrada del Obispo o La Zoreda años atrás. Una alianza clave para hacer de este proyecto un lugar de referencia en la ciudad.

Si algo tienen claro en Cocina Cabal, es que el producto de calidad ha de ser el verdadero protagonista dentro de una propuesta honesta, honrada y con sentido común.  Una experiencia gastronómica donde los sabores de cada temporada marcan el son de una carta muy bien equilibrada.

Abrimos boca con un pan ecológico con aceite de arbequina de esos que poco más y tienes que pedir que te lo quiten para dejar de mojar, estaba de diez.

El vino, Artífice Listán Blanco 2017. Un vino tinerfeño de Borja Pérez.  Nos gustó a todos.

La primera entrada fue un Salmón hecho Mosaico, Yogur y Pasión. A destacar su frescura y como el yogurt en polvo se deshace en el momento que lo masticas. El toque de la fruta de la pasión le da una profundidad de sabor muy interesante.

Una de las entradas que más éxito tuvo en la mesa fue el Lingote de Foie, Manzana y Pedro Ximenez. Sensacional. Llevaba una lámina muy fina de crujiente de manzana caramelizada por encima que combina a las mil maravillas con el foie.

Los Canelones de Boletus con Bechamel Trufada tengo que reconocer que estaban para llorar de la emoción. Brutal la intensidad del boletus y de la trufa y a destacar el punto y sabor de la pasta, en pocos sitios la saben hacer así de bien.

Después de dar buena cuenta del canelón cambiamos a tinto, concretamente un Viñaredo Barrica de Valdeorras de la bodega Santa Marta. Uva Mencía tinto 6 meses de barrica.

Seguimos con un mar y montaña en toda regla, Mollejas de Ternera Rustidas con Alcaparras y Pulpitos.
Todo el sabor de las mollejas se ve realzado por las alcaparras y el toque salado marino del pulpito.

También hubo tiempo para probar algunos de sus segundos platos como el Bacalao, sus Kokotxas y PilPil de Jamón. Bacalao de excelente calidad, al igual que las Kokotxas. Nos encantó.

De carne probamos su Pierna Delantera de Cochinillo con Salteado de Kumquats. Este es otro de esos platos en los que se ve la mano que hay detrás. Un cochinillo perfectamente asado, la carne en su punto perfecto, piel crujiente, hasta ahí todo sería normal, pero viene acompañado de una mermelada de Kumquats (naranja enana) una combinación perfecta con la carne te hará ver las estrellas. Platazo.

Para los más golosos Cocina Cabal cuenta con muy buenos postres. Nosotros probamos GinTonic como Postre. Crema de Naranja, Mousse de Limón, Galleta de Eneldo e Hinojo, Rayadura de Lima y Helado de Yuzu.  Un plato diferente, juega con las texturas y los toques cítricos, evocando la sensación de tomarte un gintonic pero con cucharilla. Muy bueno.

El otro postre, la torrija, Castaña y Manzana. Brioche remojado en leche, nata y huevo. Caramelizado con helado de manzana asada y castañas. Postre sensacional, no se si nos gustó más la torrija o el helado que la acompaña.

Si tenemos que hacer balance diríamos que un sitio como Cocina Cabal era necesario en Oviedo. Se trata de una tipo de cocina que por desgracia ya no es fácil de encontrar en esta ciudad. Tiene todos los ingredientes para triunfar, un grupo hostelero con amplia experiencia, un cocinero con gran trayectoria, buen producto, un local bonito y ganas de sorprender. ¿Alguien da más? Sin duda un sitio a tener muy en cuenta y al que ya tenemos ganas de volver.

 

J.V.

Cocina Cabal

Suárez de la Riva, 5 – Oviedo
Reservas: 985 02 75 52

www.cocinacabal.com