Menorca Archivos - Fartúcate blog gastronómico de referencia en Asturias
396
archive,category,category-menorca,category-396,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Restaurante Pins 46, así llamado por estar en el número 46 de la plaza des Pins, en pleno centro de Ciudadela, a escasos metros del Puerto deportivo de esta bellísima localidad. Ubicado en un edificio histórico, cuenta con varios comedores interiores y patio central, todo decorado con buen gusto y moderna sencillez. También dispone de amplia terraza con mesas pegadas a la fachada y en la plaza. Pertenece al grupo Café Balear, nombre de su primer local y el más conocido, situado en el puerto y que no pudimos visitar, ya que el día que lo intentamos, domingo 26 de julio, estaba cerrado por descanso (se ve que están sobrados). También tienen una pizzería llamada Roma, que tampoco nos dio tiempo...

En el mejor sitio de Fornells, con un amplio y confortable comedor interior y una enorme terraza sobre el agua de la espectacular bahía que da nombre a este pueblo menorquín, encontramos el restaurante Es Plá, que además de ofrecer tan magnífica instalación, hace una de las mejores paellas de marisco de la isla. Mesa para dos en la terraza, al borde del agua en la que tras finalizar la comida nos dimos un refrescante chapuzón. Ubicación por tanto inmejorable, como lo fue también la atención del camarero andaluz que nos recibió, Francisco, un auténtico crack, excelente profesional, encantador y en todo momento preocupado por nuestro bienestar. Teníamos la intención de probar algún entrante, por lo que pedimos unas albóndigas de sepia,...

Con una situación privilegiada en la Plaza es Born, el restaurante Cas Consol cuenta con unas vistas espectaculares sobre todo el puerto de Ciudadela, que tuvimos la suerte de disfrutar desde la posiblemente mejor mesa del restaurante, como es la que ocupamos en la terraza que se puede ver en la imagen que acompaña este texto. El edificio, que fue la casa del cónsul francés hasta los años 60, es del siglo XIX, con Muros de piedra y mobiliario de diseño, que además de la terraza en la que cenamos, tiene otras dos en las plantas superiores y varios comedores interiores también muy acogedores. Reservamos con tres días de antelación para asegurarnos el buen sitio que ya comentamos. Nos habían dado mesa...

Situado en una de las laderas de Cala Blanca, pequeña y maravillosa cala de la costa oeste de Menorca, a escasos 15 minutos en coche de Ciudadela. El restaurante es como una inmensa terraza-balcón sobre el mar, tal y como podéis ver en la imágen superior, y comer o cenar en una de las mesas pegadas al muro, es una auténtica gozada. Reservamos mesa y a sugerencia del maître y dado que teníamos buenas referencias de este restaurante, encargamos caldereta de langosta para dos, pues era ya obligado probar uno de los platos más famosos de la isla. Atendidos por personal muy amable en todo momento, comenzamos la cena con unas gambas autóctonas excelentes. Muy frescas, jugosas y en su punto - ni...

El Restaurante Mon fue abierto inicialmente en el hotel Casa Faustino de Ciudadela, para trasladarse el pasado mes de abril a un nuevo emplazamiento en una casa tradicional situada en el número 4 del Passeig Sant Nicolau, a escasos metros del puerto deportivo de Ciudadela. Está dirigido por un experto cocinero, Felip Llufriú, que regresó a su ciudad natal tras un largo recorrido por la Península, destacando su trabajo durante una década en el restaurante Moo de los hermanos Roca de Barcelona, donde tuvo una estrella Michelin. Conocedores de estos antecedentes y de la apuesta total por el producto menorquín de este local, acudimos con la intención de seguir indagando en la cocina y los productos de la tierra, y no nos...

Primera visita a Menorca, primera cena y primera experiencia gastronómica positiva en el Restaurante S'amarador, situado en una privilegiada zona del espectacular puerto de Ciudadela. Cuenta con una enorme terraza bordeando todo el local, una zona interior en la primera planta que no conocimos y otro comedor al aire libre en el patio central. No reservan mesa (te apuntan cuando llegas) pero puedes esperar cómodamente ubicado en una zona con aire acondicionado, tomando una caña o un vino, que en nuestro caso apenas nos dio tiempo a tomar, pues la espera fue muy corta. Éramos dos y nos situaron en el patio central, un día de muchísimo calor y humedad rondando el 100%, pero no se estaba mal, gracias, sobre todo, a unas...