Restaurante Teyka – Moreda de Aller (Asturias)
5343
post-template-default,single,single-post,postid-5343,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate.net

Restaurante Teyka – Moreda de Aller (Asturias)

fartucate.netfartucate.netEl restaurante Teyka se encuentra de Moreda de Aller, pueblo de tradición minera, camino del puerto San Isidro que separa Asturias y León, y situado en la calle principal de la localidad, actualmente mucho más tranquila tras la apertura de una ronda que evita el paso por el centro. Los viernes por la mañana hay mercado en la plaza de la iglesia.fartucate.net

El restaurante Teyka cuenta con un bar tranquilo, con toques que recuerdan un tradicional pub inglés, y espacioso. Ideal para tomar el aperitivo o una copa tras el almuerzo o cena.

El comedor, al fondo del local y en la misma planta, es una sala muy luminosa, gracias a un techo acristalado, y cuenta con una chimenea que se agradece en invierno. La decoración es acogedora. Tiene unas lámparas encima de las mesas, demasiado bajas, con las que hay que tener cuidado para no llevar un leve golpe.fartucate.net

La carta es de corte clásico basada en productos asturianos aunque también presenta platos más elaborados. Siempre disponen de carnes asturianas y pescados del Cantábrico suficientes para elegir, además de propuestas fuera de carta, de acuerdo al mercado de temporada.fartucate.netfartucate.net

En la última visita fuimos dos personas. De entrada apostamos por unos calamares frescos fritos, un poco duros, pero muy ricos y acompañados de una agradable salsa alioli con un toque cítrico de limón.

La apuesta por los callos de bacalao, poco fartucate.nethabituales en los restaurantes, la recomendamos exclusivamente para personas a las que les guste mucho el pescado. Es un sabor muy potente que igual rechazan clientes poco habituados a este tipo de pescados.

fartucate.netEl rabo de toro estofado, sencillamente exquisito. Pieza de primera calidad, salsa ligada, patatas fritas en su punto que acompañan junto a una guindilla y un pimiento rojo. Un sabor extraordinario y contundente.fartucate.net

Apostamos para beber por un vino tinto “Pétalos”, denominación de origen El Bierzo. Fantástico. Disponen de una interesante carta de vinos, con recomendaciones fuera de las típicas marcas comerciales. Una buena idea es dejarse llevar por el propietario y sumiller Jorge Ochoa, siempre atento en el trato y conocedor de las propuestas.fartucate.net

No tomamos postre pero rematamos el homenaje con un magnífico chupito de licor de arándanos “L´Ayeran”. El precio de la cuenta, 37€ por comensal, muy ajustado. Disponen de interesantes menús si se prefiere rebajar la factura…y aumentar la “fartura”.

La mano de Aurora González en la cocina, que suele salir a saludar al comedor, merece la pena una visita. Y repetirán.

M.A.