Restaurante Los Arcos – Cangas de Onís (Asturias)
5560
post-template-default,single,single-post,postid-5560,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
fartucate.net

Restaurante Los Arcos – Cangas de Onís (Asturias)

fartucate.netIntegrado en el Hotel Los Lagos en la localidad que fue la capital del Reino de Asturias hasta el año 774, el restaurante Los Arcos fue recientemente renovado en su totalidad, contando en la actualidad con unas magníficas instalaciones fartucate.netdecoradas con sencillez y con muy buena distribución. Amplia barra y zona sidrera y de tapas, comedor también amplio con mesas bien colocadas, buena iluminación y dos terrazas, una de ellas integradas en el local con posibilidad de abrir o cerrar totalmente en función de la climatología reinante. En una planta inferior dispone también de un amplio salón para eventos.

Ubicado en la plaza del Ayuntamiento, Los Arcos es un clásico de Cangas de Onís desde hace muchos años, en el que conviven sidrería y tapeo, con restaurante con platos más elaborados. Su cocina está dirigida por el experto chef Ramón Celorio, aunque en esta ocasión los platos que degustamos fueron elaborados porfartucate.net el joven cocinero Javier Alonso, más conocido como Javier Felechosa, que próximamente irá como jefe de cocina al resort de lujo que se inaugurará en la localidad parraguesa de Cofiño el 1 de marzo, si no hay más demoras.

Cena para dos personas en una cómoda mesa del comedor. Había jornadas de sabrosuras mexicanas pero no teníamos el cuerpo para muchos picantes, así que optamos por comida más local, aunque con algún pequeño toque mexicano como podréis ver en la descripción de los platos.

fartucate.netCroquetas de jamón ibérico. Bechamel fluida, buen rebozado y excelente sabor. De las de romper en boca y sentir su agradable textura y todo su sabor. Solo un pequeño fallo al llegar alguna un poco rota como se puede ver en la imagen, que a nosotros no nos importó pues lo importante en este caso es que estaban buenísimas y hacían presagiar una estupenda cena como así fue.fartucate.net

Calamares frescos en tinta perfectos de textura y muy sabrosos, acompañados de un arroz con verduras sensacional, punto justo, muy bien logrado e integrado el sabor de sus ingredientes. Maridaje, que no mezcla, perfecto con los calamares. Un gran plato.

Salmonetes con guiso de verduras y guacamole. Lomos de salmonete de máxima frescura y fartucate.netcalidad, con sabor potente como es habitual en este pez. Desespinados a la perfección y en su punto, acompañados de un guiso a base de setas, puerros y espárragos trigueros que estaba delicioso, lo que unido a una salsa de guacamole que le daba el toque exótico, completó un plato realmente fantástico que pudimos degustar mezclando los ingredientes a nuestro gusto. Una maravilla.

No pudimos probar postres pues llevábamos un fin de semana intenso en Cangas de Onís y el cuerpo no daba para más.

fartucate.netDe bodega un vinazo blanco de Cangas del Narcea, Pésico, producido por Dominio del Urogallo sin acogerse a denominación de origen. Se trata de un vino con crianza, uva Albarín, fresco pero muy potente y graso y con un final largo y persistente. El único inconveniente es su precio, demasiado alto, lo que le dificulta competir con otros vinos blancos de su nivel.

En resumen una gran cena en un ambiente muy agradable, atendidos por profesionales de alto nivel y con una relación calidad-precio excelente.

Volveremos para poder probar más platos de la cocina de Ramón Celorio y por supuesto seguiremos muy de cerca a Javier Felechosa en su nueva etapa en Cofiño.

M.M.