El Faro de Cádiz
16397
post-template-default,single,single-post,postid-16397,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

El Faro de Cádiz

fartucate.netEl casco histórico de Cádiz reúne buena parte de la oferta gastronómica de la “Tacita de Plata”. Varias son las zonas de esa parte de la ciudad que se pueden disfrutar para probar lo más típico de la cocina gaditana. El barrio de “La Viña” es visita de obligado cumplimiento. Allí encontramos, entre otros, El Faro de Cádiz. Ofrece dos posibilidades: un tapeo en barra o asiento con mesa y mantel. El bar está siempre animado y ofrece tapas y raciones. Hay todos los días una cuchara.

Los judiones con pulpo merecen mucho la pena. También la ensaladilla con huevas de choco.

Hay gambas plancha a buen precio y podemos disfrutar de unos boquerones fritos de la Bahía. Y qué decir de la tortilla de camarones, una de las mejores de la ciudad.

Hay gambas plancha a buen precio y podemos disfrutar de unos boquerones fritos de la Bahía. Y qué decir de la tortilla de camarones, una de las mejores de la ciudad.

Tampoco faltan en carta tintos de Rioja o Ribera. La propuesta de vinos tiene el tamaño de una enciclopedia. Acompaña bien Entrechuelos, un Chardonay de Pedro Domecq.

En el comedor se puede pedir platos de pescado más elaborados sin olvidar los langostinos de Sanlúcar, casi nada que ver con otros muchos. Estos son un manjar. No puede faltar la fritura con cinco variedades dónde destacan los salmonetes o los boquerones.

El restaurante El Faro de Cádiz, con casi 54 años de historia, ofrece además una interesante propuesta de postres, con un helado de pasas al Pedro Ximénez muy digestivo. El personal completa el éxito de este restaurante a unos pocos pasos de la playa de La Caleta. Solo queda disfrutarlo como lo hemos logrado nosotros. Y el precio asequible. Por 30 euros de media, servido.

N.B.