Pontevedra Archivos - fartucate.net
47
archive,category,category-pontevedra,category-47,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Resulta difícil describir las sensaciones y buenos momentos que Pepe Solla y su equipo nos hicieron vivir con sus platos y su atención, en la visita que hicimos al Restaurante Casa Solla a finales del pasado mes de mayo. El restaurante está situado en San Salvador de Poio, muy cerca de la ciudad de Pontevedra, en una edificación clásica gallega donde no falta un patio con un hórreo gallego y una parra que le da sombra. Pepe Solla se hizo cargo del restaurante que regentaban sus padres hace catorce años. En este tiempo ha obtenido multitud de premios y reconocimientos, entre los cuales destacan una estrella Michelín y tres soles en la guía Repsol. No es el típico chef que se refugia...

Local muy agradable, con la cocina a la vista. El propietario es un clásico de la zona e intenta ofrecer una cocina distinta, mezclando tradición con toques de vanguardia. Comenzamos con unos boletus con espuma de leche, huevo escalfado y puré de patatas. Un bonito de Burela preparado a baja temperatura, con un punto perfecto, jugoso y muy sabroso. Para compartir, dos pescados, una lubina salvaje a la bilbaína y una dorada a la plancha. Es difícil decir cual estaba mejor, porque fue espectacular. Punto perfecto, jugosos, inmejorables. Albariño Leirana finca Genoveva, cuatro botellas, muy bueno y de precio algo elevado, pero mereció la pena. Cafés y chupitos. Cinco personas 225 euros, precio buenísimo por la calidad de la comida y el magnífico trato de su dueño,...

Situado en pleno casco histórico de Combarro, peculiar pueblo marinero que merece la pena conocer. El comedor tiene unas espectaculares vistas directas a la ría. Local sencillo, pero suficiente. Trato exquisito, de dirección familiar, encantadores. Tomamos un pulpo a feira muy digno. Sardinas fritas, aquí las llaman xoubas, ricas y muy abundantes. Después un arroz con pulpo muy bueno, mejorando mientras reposaba. De postre una filloa rellena de nata estupenda. Vino Albariño de la casa muy digno. El precio, 92 euros, cuatro personas, más que aceptable. Restaurante muy recomendable. Conviene reservar....